El mundo está lleno de libros preciosos que nadie lee. (Umberto Eco)

domingo, 6 de marzo de 2016

En costas extrañas (Tim Powers).

Por Er-Murazor domingo, marzo 06, 2016 , 1 comentario
"En costas extrañas" es la novela por la que conocí a Tim Powers hace bastantes años. Seguramente oiría hablar antes de "Las Puertas de Anubis", pero la novela de la que me hablaron y con la que me quedé fue esta. Este libro es el que inspiró (dicen) la primera película de la serie "Piratas del Caribe". En realidad, la película que se inspira más directamente en ella es la última, donde aparecen un Barbanegra experto en vudú y la búsqueda de la Fuente de la Eterna Juventud. Afortunadamente, en el libro no hay ni rastro de Johnny Depp, que para mi es lo peor con diferencia de la franquicia pirata.

Esta novela es mi segunda incursión en la obra de Powers y continuación de mis ímprobos intentos por leerme todo lo que me regalan en Reyes y cumpleaños. La historia cuenta las andanzas de John Champagnac, francés capturado por los piratas en 1714 y obligado a enrolarse con ellos so pena de ser ejecutado. Las "costas extrañas" a las que alude el título son consecuencia de que, en este mundo, el vudú funciona y de hecho Barbanegra es uno de los hechiceros blancos más poderosos que hay. Champagnac, rebautizado como Shandy, descubre que Barbanegra anda buscando la Fuente de la Eterna Juventud, y para ello se ayuda de dos europeos y la hija de uno de ellos, que pasará a ser el interés romántico de Shandy.

Powers estructura sus novelas haciendo más hincapié en la presentación de detalles que en el camino hacia el final. Al igual que sucedía en "Las puertas de Anubis", el protagonista es zarandeado por los acontecimientos, y no tenemos más información que aquella de la que dispone él, de manera que vamos aprendiendo cómo se desarrolla este extraño mundo a trompicones. De hecho, el autor deja muchas cosas al conocimiento vago que el lector pueda tener de las supersticiones vudú. La "realidad" a veces confirma esas supersticiones y a veces no, por lo que la sorpresa es continua.

Powers es un fanático de la documentación, y por ello todo lo relacionado con la piratería del siglo XVIII está perfectamente recogido en la obra, desde el vocabulario de los marinos hasta los combates o las estructuras y funcionamiento de los navíos. La novela podría ser un remake de "La Isla del Tesoro" si no fuera por el detalle de la magia. Dicha magia es practicada únicamente por hechiceros más o menos poderosos, y aunque influye bastante en la trama de la obra, aparece menos de lo que podría parecer.

La novela recoge la tradición aventurera, y ofrece pocos respiros al lector. Powers, además, es muy imprevisible, de manera que la búsqueda de la Fuente, que parece será el clímax de la obra, se resuelve a mitad de libro. Hay descansos cuando parece que se avecina acción, y esta se desencadena en los momentos y de las formas más insospechadas. De esta forma, un libro que contiene no pocas descripciones logra ser muy dinámico. Como única pega, yo le pongo que la situación que lleva al final me resultó algo increíble (me pareció un rizar demasiado el rizo con tal de cambiar en cada "parte" del libro). El final en sí mismo (repitiendo de nuevo algo sucedido en "Las puertas de Anubis"), es algo precipitado, aunque satisfactorio. Los combates son emocionantes, y hay algunas situaciones muy bien resueltas. Una novela, en suma, bastante recomendable.



     (4/5)



1 comentarios:

  1. Aventuras oscuras muy bien escritas. Entretenida e interesante.

    ResponderEliminar