El mundo está lleno de libros preciosos que nadie lee. (Umberto Eco)

domingo, 24 de julio de 2016

Scalped, de Jason Aaron y R. M. Guéra

Por Er-Murazor domingo, julio 24, 2016 , , , Sin comentarios
Iniciamos una nueva sección en este blog dedicada al comentario de tebeos  ya que este mes de julio me he dado una buena mano de leer viñetas.

La primera obra que he devorado este mes de julio es Scalped, un tebeo de género negro negrísimo guionizado por Jason Aaron y dibujado por R. M. Guèra. En USA constó de sesenta entregas mensuales que aquí en España recopilaron las editoriales Planeta y ECC en diez tomos y que ahora está reeditando la propia ECC en tres tomacos gordotes. [2]

He dicho "devorar", aunque en puridad mi enamoramiento con la serie comenzó en el segundo tomo planetario (número 7 USA). El guionista utiliza la técnica de comenzar a contar las cosas in media res, y la verdad es que el primer tomo se me hizo largo.

Lo que nos cuentan en esta serie es el retorno de Dashiell Caballo Terco a su lugar de nacimiento del que huyó quince años atrás: la reserva india de Prairie Rose (Dakota del Sur) cuyos habitantes languidecen atrapados por la delincuencia, las drogas y, en general, la apatía por la vida. Un ambiente totalmente deprimido acentuado por el dibujo feísta de Guèra y cuyo comienzo recuerda inevitablemente a la novela Cosecha Roja de Hammett (lo cual nos da otra pista de que el nombre del protagonista no es casualidad). El dueño absoluto de Prairie Rose es Lincoln Cuervo Rojo, padre de una antigua novia de Dashiell y dueño de un casino de próxima inauguración que (se supone) traerá fortuna a la reserva.

Si bien desde el primer número Jason Aaron no escatima las sorpresas (empezando por el verdadero motivo de la vuelta de Dashiell a Prairie Rose), es a partir del número 7 USA cuando realmente entramos en la historia. Mediante flashbacks muy bien narrados, los autores nos cuentan detalles del pasado de todos los protagonistas, consiguiendo que el lector empatice hasta con un cabrón como Cuervo Rojo, que por momentos se convierte en el verdadero protagonista de la obra.

Scalped es una gran obra. Una vez situadas todas las piezas en el tablero, la historia comienza a fluir alternando momentos de enorme acción (Aaron sigue la máxima "si no sabes cómo seguir la historia, haz que disparen a alguien") con otros de introspección y desarrollo de personajes. Se intercalan varios flashbacks que, aunque interrumpen la trama principal, no estorban por lo bien contados que están.

Para terminar, debo también alabar el final de la obra. Aaron consigue cerrar todas las tramas que abre de forma lógica y coherente. Hay personajes irreconocibles si se les compara con lo que eran al principio, pero la evolución es totalmente lógica. El final tiene tintes agridulces, como debe ser en una buena obra de género negro. Podría acusarse de precipitación a la resolución de la trama principal (el regreso de Dash a Prairie Rose), pero en realidad era imposible resolverlo de otra forma. Una obra totalmente redonda.



     (5/5)


[1] Creo que esto son "comics", pero yo siempre me lío con esto de las nomenclaturas entre comics, novelas gráficas y demás, así que llamo tebeos a todo

[2] Del tema de las ediciones de DC en España ya hablaremos otro día. Yo tengo la edición doble Planeta-ECC, pero el record de ediciones en mi tebeoteca lo tiene Sandman, que inicié con Zinco, continué con Norma y rematé con Planeta. Cuando me compre el Sandman Overture de ECC tendré la misma obra con ¡cuatro! editoriales distintas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada